Sí, sí, yo estudio, porque aunque hacer pan es algo que ya asumo como parte de mi existencia natural, aún no tengo dominados los porqués de muchas de las cosas que ocurren durante mis jornadas como panadera. Hay tantos libros, tantas fuentes en internet y tanto sabio suelto que explica de una forma muy sofisticada las diferentes fases del pan, que es díficil saber a donde acudir. Yo he decidido no volverme loca y beber de una web cercana, amena y con mucho fundamento como es la de PanarrasCom.

Ellos dicen: “Haz pan y no mires atrás”. Eso es lo que yo quiero hacer pero con el máximo conocimiento posible, por eso me voy a empapuzar hoy mismo -porque leermelas ya me las he leido- sus entradas sobre la teoría del pan. He empezado por pasarlas a papel porque las voy a subrayar, voy a hacer esquemas y no voy a parar hasta entender a fondo y asumir plenamente qué pasa durante ese mágico proceso en que la harina, el agua y la sal pasan a ser un todo en forma de pan.

Gracias Panarras.