El porqué de las cosas

Ya lo sé. Sí, sí, ya sé de donde viene mi amor por el pan, por el buen pan, por hacerlo y por comérmelo. Esta vocación panadera que he tardado años en descubrir tiene un fundamento claro que estaba muy escondidito en algún rincón de mi subconsciente.

De niña, como para todos aquellos que nacimos en los 60, los medios audiovisuales a mi alcance se limitaban a la tele (entre la carta de ajuste y la película de 2 rombos), a la radio y a los cuentos que sonaban en el tocadiscos de casa. Algunos de los momentos más agradables que recuerdo son esas tardes de lluvia cuando, después de unos 9 o 10 “me aburro”, mi padre ponía en el tocadiscos uno de esos vinilos pequeñitos que luego me enteré que se llamaban singles. Poco a poco, el disco iba cogiendo velocidad y la aguja del tocadiscos empezaba a deslizarse por los surquitos para hacer que la poderosa voz del narrador empezará a contar las hazañas de El gato con botas, Pulgarcito o las desgracias de Blancanieves y la Lechera.Mi cuento preferido era el que protagonizaba la gallina Marcelina. Me encantaba esa gallina, rodeada de polluelos y empeñada en hacer pan. Sí, sí, todos sus quebraderos de cabeza y sus desvelos provenían de unos granos de trigo que encontraba y de su empeño por convertirlos en un buen pan. Porque así lo llamaba Marcelina, un buen pan.

Gracias, Marcelina.

15 thoughts on “El porqué de las cosas”

  1. Me encanta tu blog y me gusta el pan, de modo que tan a-migas.

  2. manuel said:

    Realmente adorable tu blog y tu porqué de las cosas

  3. Fausta Libardi said:

    Ay,
    yo también me crié con los cuentos en vinilo…cuantos recuerdos!
    Beso de tu amiga
    laquetambiéneshijaúnica

    • bloggera&panadera said:

      ¿Y hay versión italiana de la Gallina Marcelina? Gracias por leerme
      Beso
      laquetambieneshijaúnica

  4. Araceli said:

    Añoranza, olores caseros, felicidad… Te has olvidado de Valentina, Locomotoro y el Capitán Tan. Las del 63 nos acordamos. Genial el blog!!
    Gracias por estos momentos entrañables

  5. Ohhhh que tiempos!
    Estoy emezando a hacer pan y que me encuentro? La gallina Marcelina!!
    Hace poco hablaba con mi madre de lo mucho que me gustaba ese cuento. Aun lo conservo!!!!

  6. Hola Nuria, me ha encantado tu relato de como llego tu afición por el pan, jajá los que somos de la misma quinta entendemos bien todo esto que cuentas, te sigo, bueno mejor dicho os sigo a todos los de la PEPA yo también soy panarra, mi profe Manuel Flecha y estoy encantada de ver vuestros panes, me encantaría ir a veros pero a veces los compromisos… bueno ya sabes.
    Un fuerte abrazo y estamos en contacto.

    • bloggera&panadera said:

      Muchas gracias por tu comentario Mar. La verdad es que el cuento de la gallina Marcelina me evoca tantos recuerdos… Cuando lo oía nunca soñé que yo también haría buen pan algún día.
      Nos vemos por las redes.
      Nuria

  7. Hola k tal , soy un panarras mas y mi duda es
    como y porque os sale el pan tan rojo , que yo
    no consigo ni mezclando harinas , gracias

  8. Patricia said:

    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *